En primer lugar tenemos que saber que es lo que se quiere
corregir, solo el dorso, solo la punta o ambos, y si se trata o no
de una Rinoplastia secundaria. El tema genera una gran
controversia, pero los mas destacados profesionales en Rinoplastia
a nivel mundial coinciden que si todas las puntas se operaran
mediante Rinoplastia abierta no existirían las rinoplastias
secundarias, ya que existe memoria en los cartilagos que cualquier
modificación altera su dinámica, y se requiere ver directamente las
estructuras cartilaginosas para lograr la simetría de la punta,
esto ultimo de capital importancia para un excelente resultado El
argumento que utilizan los defensores acérrimos de la cerrada es
que puede haber cicatriz visible a nivel de la columelar, pero los
cirujanos defensores de la Rinoplastia abierta opinan que esta
cicatriz con una buena técnica y un experto cirujano es
imperceptible. Si solo se opera el dorso óseo, todos están de
acuerdo en que la técnica adecuada es la cerrada. Resumiendo: 1- La
gran mayoría de los destacados cirujanos opta por la Rinoplastia
abierta a la hora de corregir los cartílagos de la punta de la
nariz. 2- Todos los cirujanos están de acuerdo que si solo hay que
corregir el dorso óseo, la Rinoplastia cerrada es la
adecuada.

Este artículo está guardado en Sobre Rinoplastia.

Envia tu pregunta o comentario